sábado, 30 de junio de 2012

Buscando un artificio que regale una sonrisa, más o menos ladina, más o menos abierta. Leyendo gente en el colectivo, desde la vidriera o desde el costado que me guarda el espacio. ¿Qué ves cuando me ves? ¿Qué tanto me delato? ¿Y si te contara que juego mis personajes de acuerdo con la inspiración del día? ¿Cuál de ellos querrías?
Tanta carita desolada, y yo que nada tengo, haciendo monigotes de papel barrilete para crear esa mueca que se ve primero en los ojos.
Las teclas hacen tic tic tic y los abrazos no se pueden mandar por chat. Tic tic tic y aún así algunas cosas se delatan, se escurren entre lo cotidiano.
Algunos tic tic tic que leo me llenan de ternura y, ojo, no es que los dueños de los dedos ticteantes se vayan a enterar.
Al menos, no ahora, no hoy. Hoy regalo monigotes, absurdos, personajes y mareos. Hoy, juegos de palabras. Los besos quedan para después.



   
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada