domingo, 30 de septiembre de 2012

Demasiada casualidad...

Hace un tiempo viajaba en un 15, hasta Boedo. Era un viaje largo, y generalmente lo hacía con música para no sentir tanto al tiempo. Esa tarde se agotó la batería a tiempo para escuchar una conversación. Mejor dicho, media conversación, ya que la mujer estaba hablando por teléfono. 

Tuve la rara sensación de que estaban hablando de un amigo mío. Presté atención y me quedé largo rato tratando de pe
scar un nombre en el cuasi monólogo que paseaba a la chica por sus desencuentros, por los lugares comunes. Estaba aburrida de su novio, hablaba de él dándolo completamente por sentado. Algunas fechas de festejos y de salidas coincidían con fechas que yo conocía del otro lado. Que iba a empezar el gimnasio. Que le parecía que estaba deprimido. Que ella ya no sabía qué hacer con él, que prefería que saliera con los amigos.
Supuse que del otro lado le preguntaron "¿No estará teniendo una minita por ahí?", porque la chica contestó que "Si se viera con otra mina me haría un favor, así me deja dormir"
Como un mueble. Una posesión que hubiera que renovar, que pasara de moda. El resto de la conversación giró en torno a la conveniencia de hacerse un alisado definitivo.

Si no hablaban de mi amigo, le pegaban en el poste. Ese viaje no pude evitar pensar en cuántas personas se vinculan así. No desde las entrañas, no desde la libertad de elegir el lazo, no desde la locura santa. Desde el tedio. Desde el hastío. Desde los lugares comunes que socialmente se suponen lindos. Las vacaciones en la costa. Una escapada. El departamentito en un barrio de moda de la Capital. Hacer un par de fiestas por años, mostrarse a los amigos.

Me acordé de ciertos escritos de Arlt, donde mencionaban las mismas cuestiones, apenas aggiornadas por los años transcurridos.

Pensé en un montón de cosas más, que no estoy dispuesta a escribir acá. Sobre todo, pensé que pocos días atrás fuimos amantes por un par de horas... y decidí no volverlo a ver más.








EvaLilith


2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada